Acelerantes para Pavimentos de Hormigón | Chryso

Acelerantes para pavimentos de hormigón

 

Dentro de los diferentes tipos de aditivos para hormigón que se requiere para que este tipo de material quede bien compacto y sin fisuras, se encuentra el acelerante, una sustancia indispensable para hacer que éste se endurezca más rápido y que funciona también como anticongelante cuando se aplica en invierno

Además, se encarga de evitar el proceso de degradación del hormigón fresco por las bajas temperaturas y estimular el desarrollo de una resistencia mecánica considerable para este material, a fin de proporcionar resultados duraderos y robustos, ya sea para hormigón interno o externo.

CHRYSO®Xel 230
Cumplimiento
Acelerante
Detalles del producto

Nuestro Catálogo de acelerantes para pavimentos de hormigón

Si quieres conocer cuáles son los acelerantes para pavimentos de hormigón que se utilizan con frecuencia en trabajos de construcción, te enseñaremos el que mejor cumple con todas las prestaciones que se requieren durante el fraguado:

CHRYSO® Xel 230

Es un acelerante que puede aplicarse en cualquier tipo de pavimento de hormigón, incluyendo el pretensado, en vista de que no contiene cloruro cálcico o de cualquier otro estilo. Es ideal para acelerar el endurecimiento de la mezcla que compone el hormigón y evitar su congelamiento en las zonas con climas muy templados, idóneo para ser utilizado en los encofrados.

Este producto permite hormigonar una o varias superficies en estancias donde la temperatura ambiente llega a los 10 grados centígrados bajo cero, siempre que se cumpla con las normas y recomendaciones de los expertos al respecto, desechando el agua y el hielo de los encofrados.

También es necesario reducir un poco la cantidad de agua que se utiliza durante la aplicación de los plastificantes en el proceso de amasado y usar una dosis que contenga suficiente cantidad de cemento. Incluso cuando la temperatura del lugar está por debajo de los cinco grados centígrados es recomendable usar agua caliente.

En vista de que su nivel de solubilidad en el agua es total, se aplica a la hora de amasar. Para mejores resultados lo más aconsejable es proteger el hormigón para evitar que pierda el calor, de esa manera aumenta la resistencia inicial del mortero.